Cómo conservar los meniscos de tus rodillas

meniscos

Cómo conservar los meniscos de tus rodillas

¿Qué son los meniscos?

Los meniscos son un tejido de fibrocartílago que tenemos en nuestro cuerpo en las rodillas y otras articulaciones que tienen como principales funciones mejorar el movimiento articular y amortiguar el peso.

¿Cómo se lesionan los meniscos y cómo se recuperan?

Es muy frecuente que se lesionen los meniscos de las rodillas principalmente por exceso de peso y movimientos lesivos repetitivos. Estas lesiones normalmente evolucionan bien con tratamiento de fisioterapia, fortalecimiento y corrección de los malos hábitos, salvo en ocasiones donde el daño es más grave, causando bloqueos de la rodilla, derrames frecuentes e impotencia funcional. Es en estos momentos cuando se recomienda una intervención quirúrgica, la cual, a grandes rasgos es de dos tipos:

  • Reconstrucción: si el daño del menisco es leve y en una zona donde tenga buen aporte sanguíneo. Tiene la ventaja de seguir conservando nuestro menisco entero con lo que puede seguir haciendo la misma función. El inconveniente es que se tarda más en recuperar la función completa al tener que esperar su cicatrización.
  • Meniscectomía: Es la extirpación total o parcial en casos donde el daño es más grave y/o en una zona donde no hay aporte sanguíneo o este es muy pequeño. Su principal ventaja es que la recuperación es más rápida al no tener que esperar cicatrización, pero tiene el gran inconveniente de que dejamos de tener el menisco completo, quedando libre una parte de la articulación y expuesta a las cargas y peso. Esto hará que esa superficie de hueso libre tenga más facilidad para desgastarse con el paso del tiempo.

lesion de meniscos

Cómo evitar lesiones de meniscos y protocolo a seguir una vez lesionado

Para conservar tus meniscos sanos controla tu peso, practica ejercicio controlado y con buena técnica regularmente y evita malos gestos repetitivos. En caso de padecer una lesión del mismo acude a tu fisioterapeuta para un tratamiento conservador y si se determina que el daño es lo suficientemente grave para recurrir a la cirugía, se debe intentar preservar la mayor parte posible del menisco. Una vez intervenido se debe realizar de nuevo un tratamiento de fisioterapia para recuperar la función perdida.

Sin Comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.