La lumbalgia en embarazadas: Qué es y cómo tratarla

lumbalgia-en-embarazadas

La lumbalgia en embarazadas: Qué es y cómo tratarla

Las mujeres durante el embarazo pueden padecer ciertas molestias. Entre ellas encontramos la lumbalgia, una de las dolencias más comunes durante este período de gestación. Si te interesa conocer la lumbalgia en embarazadas y cómo se trata en fisioterapia, sigue leyendo a continuación.

La lumbalgia en embarazadas

Lo primero que debemos saber es que la lumbalgia es un dolor que se produce en la parte baja de la espalda, concretamente en la zona lumbar. Esta patología es una de las más antiguas y comunes de la población, puesto que la gran mayoría lo padece en algún momento de su vida, como por ejemplo algunas mujeres durante su embarazo. De hecho, una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo es el dolor lumbar.

Esta molestia está causada principalmente por la hormona relaxina, que produce un aumento de la laxitud de los ligamentos y cápsula articular; las adaptaciones posturales debidas a las demandas físicas del embarazo y los cambios de la pared abdominal durante e inmediatamente después del mismo.    Otras de las causas son las adaptaciones posturales y los cambios en la pared abdominal, los movimientos que no sean del todo simétricos de las articulaciones sacroilíacas y de la sínfisis del pubis, así como las alteraciones que se producen en el equilibrio pueden dar lugar a la aparición de dolor lumbopélvico.

Si no se trata de manera adecuada puede provocar cierta dificultad durante el proceso del parto, llegando incluso a tener que asistirlo con fórceps o por cesárea. Esto se debe a la reducción de la capacidad física. A continuación te explicamos cómo lo tratamos en fisioterapia.

Tratamiento de fisioterapia

En el tratamiento de fisioterapia trataremos la lumbalgia en embarazadas a través de técnicas dirigidas a la mejora del estado de los ligamentos, fascias, músculos y articulaciones.

Utilizaremos terapia manual con el objetivo de movilizar y relajar toda la zona, y ejercicio terapéutico con el fin de equilibrar  la musculatura, dar movilidad y poder disminuir así los dolores en la zona lumbopélvica. También trabajaremos la educación postural, suelo pélvico y posturas facilitadoras para la dilatación y el parto.

fisioterapia-en-embarazadas

Todos los ejercicios deben respetar siempre los principios de elongación de la columna y de estabilización lumbopélvica. Si se respetan estos principios, las presiones que se generen en el compartimento abdominopélvico estarán controladas. Esto implica el control de la actividad de los músculos pelvitrocantéreos, del músculo transverso del abdomen, del diafragma y de la musculatura del suelo pélvico.

Sin Comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.