CÓMO CORREGIR LA PATOLOGÍA TRONCANTERITIS

trocanteritis

CÓMO CORREGIR LA PATOLOGÍA TRONCANTERITIS

¿Qué es la Trocanteritis y cómo tratarla?

Hoy vamos a hablar de una patología bastante frecuente en nuestra consulta de fisioterapia, la trocanteritis.

La trocanteritis es la inflamación de la zona en la que se insertan los músculos en el fémur.
Es más habitual que esta dolencia se de en mujeres que en hombres, y normalmente afecta solo a uno de los dos lados de la cadera, aunque en algunas ocasiones se puede desarrollar de forma bilateral.

TRONCANTERITIS-SEVILLAAlrededor de la articulación de la cadera hay varias bolsas o bursas rellenas de líquido sinovial que actúan como almohadillas, y evitan el roce entre las inserciones de los tendones y las prominencias óseas. Si se produce una inflamación de la bursa que se encuentra alrededor del trocánter mayor, habrá un aumento de la presión en la zona de la cadera y aparecerá el dolor y la sintomatología de la trocanteritis.

¿Cuáles pueden ser las causas de la trocanteritis?

La mayoría de las veces, la aparición de la sintomatología tiene como consecuencia un excesivo rozamiento de la zona provocado por un movimiento repetitivo, como por ejemplo:

Realización de deportes como correr, montar en bicicleta, halterofilia…

Exceso de deporte de impacto sin el desarrollo de una buena potenciación muscular

Malos hábitos posturales, como estar todo el rato acostados sobre el mismo lado.

Impacto directo sobre la cadera por un golpe en la región lateral de la articulación.

Debilidad de los músculos de la cadera.

Problemas en la columna vertebral que causen descompensaciones, como por ejemplo escoliosis.

Los síntomas más comunes de esta patología son:

Dolor en la articulación de la cadera.

Rigidez articular con sensación de chasquido.

– Inflamación de la articulación de la cadera.

Dolor agudo al principio y con irradiación posterior.

MUJER-CON-TRONCANTERITIS

Tratamiento de la trocanteritis:

1. Lo primero que debemos que hacer es interrumpir la actividad que nos provoca el dolor.

2. Aplicación de hielo sobre la zona.

3. Con la fisioterapia conseguiremos: por un lado, reducir la inflamación y el dolor  con técnicas de relajación de la musculatura, estiramientos, movilizaciones articulares… y por otro, potenciar la musculatura de la cadera y de la pierna que se encuentra debilitada mediante ejercicios.

Sin Comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.